El gorrión y la liebre

Un maldito gorrión así decía

a una liebre que un águila oprimía:

“¿No eres tú tan ligera,

que si el perro te sigue en la carrera,

lo acarician y alaban como al cabo

acerque sus narices a tu rabo?

Pues empieza a correr, ¿qué te detiene?”

De este modo la insulta, cuando viene

el diestro gavilán y lo arrebata.

El preso chilla, el prendedor lo mata;

y la liebre exclamó: “Bien merecido.

¿Quién te mandó insultar al afligido,

y a más, a más meterte a consejero,

no sabiendo mirar por ti primero?”

                                            Félix M. Samaniego

 

About these ads

2 comentarios hacia “El gorrión y la liebre”

  1. Anónimo Dice:

    que grande la fábula!!!!
    aunque sea toca cojones dame pena que mataran al gorrión…
    esti Samaniego.. con que le hubiese dao un ssto habría sido suficiente.
    La liebre esa no andaba muy cuerda, que se puso a hablar sola luego porque al gorrión ya lo habién matao antes de que empezase a hablar

  2. Aunque el comentario sea anónimo me parece obvio que un análisis tan exhaustivo y crítico sólo puede ser realizado por Zésar xDDD

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: